Otro mapeo de arte y política. La RedCSur y sus políticas de archivo.

Juan Carlos Romero, Violence, poster, 2000. Part of the Archive of artists Juan Carlos Romero.

La Red Conceptualismos del Sur (RedCSur) 1es una plataforma internacional de trabajo, pensamiento y toma de posición colectiva que reúne hoy más de 50 adherentes. Fue fundada a finales de 2007 por un grupo de investigadores y artistas preocupados por la necesidad de intervenir políticamente en los procesos de neutralización del potencial crítico de un conjunto de lo que podríamos llamar entrecomilladamente "prácticas conceptuales" que tuvieron lugar en América Latina a partir de la década de los sesenta. Hoy la red funciona organizada en cuatro nodos (Archivos, Investigaciones, Publicaciones y Web), lo que nos permite operar en diveros formatos o espacios de trabajo colectivo. La red ha realizado tres encuentros plenarios presenciales (Brazil, 2007; Argentina, 2008; Chile 2009) a fin de discutir nuestra declaración instituyente y esbozar grandes lineas de trabajo. Debido a la dificultad de reunir a todos los miembros hemos optado por provilegiar los encuentros a través de internet (una reunión plenaria anual y reuniones mensuales por nodos) y la elección de delegados encargados del trabajo de coordinación general de la red. En estos años hemos llevado a cabo numerosos proyectos colectivos como el proyecto de investigación en arte y política en América Latina en los años '80 : Perder la forma humana (el proyecto incluyó un exposición itinerante en Madrid, Lima y Buenos Aires y la publicación inglés-español de un "glosario"). La RedCSur considera que, de la misma manera que sucedió a otros proyectos emancipatorios, la potencia revulsiva de dichas "prácticas conceptuales" quedó desarticulada por la fuerza de la violencia de Estado y la lógica del mercado. Los diferentes intentos de reactivación de esta potencia disruptiva se han visto interrumpidos por la superposición continua de diversos mecanismos: la inoculación de la memoria colectiva desde los aparatos de Estado, el olvido defensivo asimilado por la sociedad civil, la despolitización de las subjetividades en su reacomodo dentro de las economías neoliberales, la estetización de la contracultura, etcétera. A más de cuarenta años de la irrupción de las dictaduras en buena parte de América Latina, su efecto traumático sigue sofocando la vida pensante de nuestras sociedades e inmunizando la potencia poético-política de aquellas experiencias. La RedCSur surgió con la voluntad de contribuir a la reactivación de dicha potencia crítica. Nuestro objetivo principal es, en consecuencia, reivindicar la presencia de la memoria sensible de aquellas experiencias para que ésta se convierta en una fuerza antagonista en el marco del capitalismo cognitivo contemporáneo.

La RedCSur es consciente de que los museos, los coleccionistas y las instituciones artísticas públicas y privadas que participan del sistema internacional de arte contemporáneo están inmersos en una fuerte disputa en torno a la visibilidad, la pertenencia y la gestión de tales experiencias artísticas y políticas, y su "patrimonialización". No es gratuito por lo tanto que, desde hace algunos años, asistamos a un generalizado proceso de institucionalización y canonización de los archivos, documentos y demás restos materiales e inmateriales derivados de dichas "prácticas conceptuales". Nuestro propósito de reconectar con dichas experiencias para reactivar su potencia revulsiva toma como punto de partida la necesidad de incidir en este territorio en pos de revertir estas y otras estrategias de neutralización. Frente a la necesidad perentoria de incidir críticamente en las circunstancias actuales, la RedCSur sostiene un compromiso ético y un esfuerzo político respecto de la puesta en valor de todos los archivos de prácticas artísticas críticas latinoamericanas (con especial énfasis en aquellos que se sitúan entre las décadas de los sesenta y los ochenta) que por sus condiciones materiales se encuentran en una situación precaria, dispersa o sin posibilidad de consulta pública. Nuestro propósito es defender su condición inalienable (esto es, su integridad y su indivisibilidad), generando condiciones para la preservación y la socialización y disposición a la consulta de todo interesado, así como propiciando su inscripción local en donde acontecieron las experiencias de las que el archivo da cuenta, mediante alianzas con instituciones públicas comprometidas explícitamente con estos mismos principios. Con estos principios hemos impulsado, en alianza con diversos agentes locales e internacionales (universidades, museos), la institucionalización de diversos archivos de artistas como el del artista uruguayo Clemente Padín, el del grupo chileno CADA (Colectivo de Acciones de Arte), el del artista argentino Juan Carlos Romero (que nuclea los fondos documentales de varios otros artistas), el de la artista argentina Graciela Carnevale, el archivo «Memorias de la Resistencia », que nuclea una serie de prácticas gráficas de oposición a la dictadura de Pinochet, el de la artista paraguaya Cira Moscarda, entre otros. Es así que buscamos generar y apoyar iniciativas de constitución, preservación y derecho al uso de aquellos acervos documentales conectados con dichas experiencias y apuntar a iniciar un circuito de Archivos en Red, que socialice y facilite el acceso público a los documentos. Creemos en la urgencia de intervenir colectiva y decididamente para impedir que continúe la expoliación, la dispersión o la destrucción de documentos y colecciones. Pensamos que las políticas de constitución de los archivos no sólo debe coincidir con el reconocimiento de las secuelas del colonialismo, sino también con la persistencia de la colonialidad en América Latina. Insistimos –más aún en la actual coyuntura política que atraviesan varios países en el continente- en la necesidad acuciante de generar políticas de Estado y esfuerzos comunes coincidentes y coordinados en pos de establecer una red de archivos pública y descentralizada.

Estos objetivos en materia de políticas de archivo no pueden plantearse sin una articulación con otras orientaciones de nuestro trabajo, concebidas como zonas indisociables entre sí: Políticas de investigación. Asumimos que investigar es ante todo un ejercicio político y no meramente académico. Investigar para nosotros es restituir, nombrar y producir sentido en torno a un conjunto de experiencias poético-políticas cuya potencia crítica ha sido anulada. Esto implica confrontar y hacernos cargo de las tensiones ocasionadas por las políticas del olvido, así como abordar también la instrumentalización del pensamiento y de la creación en el contexto del capitalismo cognitivo. La RedCSur se quiere asumir por lo tanto como parte crítica y activa en el diagrama geopolítico de las fuerzas globales de la economía cultural.

Producción de memoria de la experiencia. Rastrear, reunir, organizar y reinterpretar los documentos producidos por dichas experiencias es necesario pero insuficiente ya que, en sí mismas, estas labores sólo permiten el acceso a su exterioridad formal y a sus consabidas representaciones. Para desbloquear su potencia crítica interrumpida es necesario que también su memoria inmaterial sea confrontada. Es indispensable por tanto recuperar el registro sensible de la experiencia y los afectos que de ellas devienen como una forma de intervención directa en el olvido. Hacerlo implica, a su vez, rehabilitar la fuerza disruptiva del contexto cultural en el que tuvieron sus condiciones de posibilidad.

Experimentos de activación. Queremos generar estrategias de acción que actualicen la potencia contaminadora y revulsiva de dichas experiencias. Esto implica ir más allá de su mera visibilidad, no sólo porque dichas prácticas son irreducibles a su mera objetualidad, sino porque lo que nos interesa es conectarlas de forma viva con el presente. Nos queremos asumir como impulsores de un laboratorio de experimentación capaz de abarcar publicaciones, proyectos expositivos, discusiones públicas, iniciativas museológicas. Cualquiera que sea su formato, estas intervenciones tienen el objetivo de poner en marcha nociones diferentes de historia, de acervo y de transmisión de los saberes y las potencias así interpelados.

Una apuesta fundamental para nosotros es la de favorecer la socialización de los materiales. La RedCSur busca concebir dispositivos de socialización y dispersión de los archivos que desborden el territorio del arte. Es así que hemos impulsado Archivos en Uso (a>a href="http://archivosenuso.org/" target="_blank">http://archivosenuso.org/). Se trata de un experimento que busca poner a disposición y en acceso público los archivos implicados en proyectos de investigación iniciados por RedCSur o en los que participa en colaboración con otras plataformas como es el caso del "Grupo de Estudio sobre Arte, Cultura y Política en la Argentina reciente" del Instituto de Investigaciones Gino Germani, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Además de su consulta *online*, los archivos en uso pueden disponerse en forma gratuita y de modo temporal o permanente en una computadora en bibliotecas, centros de documentación, sitios de memoria, espacios de exposición e instituciones educativas mediante un simple pedido a través del mail de contacto. Hemos ya socializado cuatro acervos en este formato: el archivo del artista y sociólogo argentino Roberto Jacoby (sus multiples producciones entre 1965 y 2010), el archivo de prácticas creativas del movimiento de derechos humanos en Argentina desde la última dictadura military, el archivo del grupo chileno CADA y por último el archivo de revistas subterráneas producidas durante la última dictadura argentina (1976 - 1983). Están en preparación varios archivos más, todos ellos resultado de largos procesos de investigación.

De esta manera la RedCSur busca, desde sus acciones, una posibilidad diferente de pensar, hacer, sentar posición, concebir, exhibir e historiar políticamente la fuerza disruptiva y la capacidad crítica de prácticas artístico-políticas que tuvieron lugar en América Latina.

Posted 22 Feb 2016
comments powered by Disqus