Languages

12 de octubre

El pasado domingo 12 de octubre Evo Morales ganó por tercera vez consecutiva las elecciones presidenciales de Bolivia, con un 60% de aprobación. La fecha elegida por el líder indígena era claramente intencionada: el así llamado día de la raza, día de la hispanidad, día de Colón, o día de la resistencia indígena, según desde dónde estemos hablando. El 12 de octubre es el día en que Colón teóricamente tocó tierras americanas, iniciándose la configuración simbólica de un mundo global caracterizado por las nuevas formas de imperialismo moderno.

Este 12 de octubre viajé desde Sao Paulo a Rio de Janeiro con el artista Lucas Simoes. En Sao Paulo habíamos visitado la XXXI Bienal How to (...) things that don't exist, sobre cuyo proyecto ya escribí un texto titulado cosas que sí, existen publicado en el blog del evento. La edición de esta bienal creada en 1951 es la cuarta encargada a un equipo curatorial no-brasileño en toda su historia: Charles Esche, Galit Eilat, Nuria Enguita, Pablo Lafuente y Oren Sagiv. Su propuesta ha querido oponer resistencia a formas exclusivamente occidentales u occidentalizantes de entender "la existencia". Muchos de los artistas seleccionados – aunque no en todos los casos - proponen una recuperación de otras epistemologías y formas de vida a partir de la colectividad, el conflicto, el viaje y la imaginación política. El acceso a la muestra ha sido signado por el Espacio para abortar de Mujeres Creando, lo que da cuenta de esa pulsión subversiva que se busca en la muestra.

Llegados a Rio de Janeiro, le propuse a Lucas que debíamos hacer algo para des-conmemorar una fecha que ha sido tantas veces recuperada por el imperialismo simbólico: la exposición del IV centenario de la conquista en 1892 y la monumental escultura pública a Colón, que aún preside el lugar, se inauguró ese día en Madrid. Exactamente 100 años después se clausuraba la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Sorpresivamente, en mi primera visita a Brasil "descubrí" que ahí no existe una memoria social de esa fecha. Tal vez como un efecto del inconsciente infantilizante de lo colonial, ese día se conmemora el dia das crianças, reivindicando los derechos de los y las niñas. Para muchos brasileños, el "descubrimiento" colombino no marca su historia –ni la historia "universal"– sino que ésta se funda en 1500 cuando el portugués Pedro Álvares Cabral llegó a lo que hoy es Brasil. El único país dentro de las antiguas colonias americanas que contó con una monarquía propia en el siglo XIX, ha generado su identidad nacional a partir de una inversión jerárquica en relación a la antigua metrópolis, y la presencia viva del inconsciente colonial en relación a lo afro y, particularmente, a lo indígena.

El 13 de octubre fuimos con Lucas a la Confeitaria Colombo de Rio, fundada pocos años después de que el Império do Brasil se volviera república, a pesar de que la Familia Imperial siga en activo y se reconozca como verdadeira reserva moral da Nação. Como parodia antropófaga, en la Confeitairia me comí una tarta llamada "Colombo". Sentí la necesidad de al menos comerme al descubridor. La foto la publiqué en Facebook, a lo que mi prima, la antropóloga argentina Leonor Gallardo, comentó: "el 12 de Octubre homenajeamos la Resistencia de los Pueblos Originarios y Celebramos la Diversidad Cultural de América- No Olvidamos, No Perdonamos, No nos reconciliamos".

La tarta me hizo recordar un trabajo de Daniela Ortiz, N - T. La artista peruana trabajaba por entonces en una boutique de dulces españoles de primera calidad en Barcelona. El 12 de Octubre de 2009, Daniela robó de la boutique tres láminas de oro y un bombón de chocolate de la isla de Guanaja, en Honduras. Recubrió el bombón con el oro y se lo comió celebrando el día del inicio de la conquista. Al año siguiente, la misma artista junto a Xose Quiroga realizó ese día de la hispanidad el video CP12, registrando símbolos y acciones imperiales en las inmediaciones de la estatua de Colón en el boulevard marítimo. En 2011, también junto a Xose, robaron un conjunto floral que se encontraba en la base del monumento a Colón y reproducía la bandera española para transportarlo a la entrada del Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona. En 2012, esta vez en Madrid, Daniela realizó un "via crucis" unipersonal por un recorrido signado por la historia de Samba Martine que se resumía así en la pancarta que portaba: "Samba Martine tras 38 días de detención en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche falleció en el Hospital 12 de Octubre".

Finalmente, este recién pasado 12 de octubre Daniela volvió a poner su cuerpo en la acción Réplica. Portando una fotografía de la escultura de un indígena anónimo arrodillado bajo el religioso español Bernardo Boyl que se encuentra en la base del monumento a Colón, replicaba la escena de la fotografía. A los transeúntes –quienes portaban sendas banderas españolas para conmemorar la hispanidad– Daniela explicaba su origen peruano y el sentido colonial de la escultura fotografiada. Con este gesto ponía el dedo en la llaga de una hispanidad sumergida en el inconsciente colonial que emergió en respuestas racistas como "¿eres peruana? Pues por qué no te vas a Perú a sembrar la mierda que estás sembrando". Este mismo sistema necropolítico del terror opera en plataformas web como la comunidad de Facebook "Yo también quiero que electrifiquen la valla de Melilla" con más de 3600 miembros. Este mismo 12 de octubre, y en la misma estatua de Colón, el colectivo "Ira sudaka" realizó una serie de acciones y rezos paródicos que decían por ejemplo, "Colón, ¿tu hablas catalán?" o "devuélvenos el oro".

Al día siguiente de comer la tarta Colombo, visité el Museo de Arte Moderno de Río. Para mi sorpresa encontré en ese gran museo una pequeña muestra del Museu encantador, curado por Rita Natálio y Joana Levi. Se trataba de un esfuerzo, como ellas indican, "de elaborar um pensamento sobre a colonização, descolonizando o pensamento" en relación a la historia colonial de Portugal y Brasil. Se trataba de un gesto movido por la necesidad imperativa de pensar y actuar en relación a esa historia colonial portuguesa y brasileña, en particular sus proyecciones coloniales sobre la vida contemporánea de afrodescendientes, indígenas y migrantes.

El 12 de octubre no es más que un momento de densidad en el que se exacerba celebratoriamente una política de imperialismo y racismo que opera a nivel cotidiano y, lo que es más importante, en el ejercicio del poder sobre la vida y de la muerte. Si la constitución haitiana de 1808 propuso la afirmación reivindicativa de que "todos somos negros", como ha sido recuperada por el artista argentino Juan Carlos Romero, podemos llamar también, en cuanto críticos con las consecuencias históricas y contemporáneas del proyecto moderno, a que "todos somos 12 de octubre", o más bien, "todas somos 12 de octubre".

Daniela Ortíz, N-T, 2009.
Daniela Ortíz and Xose Quiroga, Ofrenda, 2011.
Daniela Ortiz, Replica, 2014.
comments powered by Disqus